¡Descúbrelo ahora!

Hay profesiones que impiden parar a comer y sentarse media hora en una mesa, según nos cuentan las personas empleadas en peluquerías, en clínicas de fisioterapias o en restaurantes durante el servicio de comidas. A las que se suman aquellos que trabajan en sucursales cara al público o en oficinas y comen delante del ordenador, para ganar tiempo y mejorar su conciliación familiar. Sin olvidarnos de las personas que teletrabajan y de los universitarios que pueden cuidar su alimentación sin perder su tiempo cocinando. 

¿Tienes celiaquía? ¿Padeces alergias a diversos alimentos? ¿Te preocupa que haya contaminación cruzada en la comida rápida o en ese tupper que te puede sacar del paso? ¿Eres vegano? Si te resulta duro comer deprisa y corriendo, te proponemos una forma que cuide tu salud y tu filosofía de vida.

A la hora de comer, nos preocupa tanto que te alimentes bien, como que disfrutes haciéndolo, rescatando al foodie que llevas dentro. Y queremos que te sorprendas al catar nuestros crujientes trampantojos en forma de churro, cuando compruebes que no necesitas ni tuppers, ni cubiertos, tan solo tener a mano una tostadora para calentarlos e, inmediatamente, morder su crujiente textura. 

Puede que solo vayas un par de días a la oficina y, a la hora de comer, te des cuenta de que te has olvidado de traer el tupper de casa y el bar de abajo ya no sirve menús. Mira en la nevera, a lo mejor estamos ahí para acompañarte y convertir el trámite de alimentarte en una experiencia práctica, divertida y saludable. ¡Seguro que repetirás!

¡Pruébalo ya!