Xaudable - Come bien en cualquier lugar
¡Descúbrelo ahora!

Históricamente, un trampantojo es un recurso visual utilizado en construcción para dar forma, volumen, perspectiva o sombra donde no existen. Es (literalmente) una trampa al ojo, una ilusión, una forma de realidad aumentada o sustitución de la realidad.

En el pasado, se usaba por dos razones muy concretas: porque no había espacio para el volumen a realizar o porque se quería representar algo imposible de construir de modo real. Como un mago haciendo un truco, el trampantojo constructivo creaba una ilusión perpetua hasta que el observador se acercaba, tocaba o cambiaba de perspectiva.

Hoy en día, los trampantojos gastronómicos son justo eso: un truco de magia que el cocinero emplea para que el comensal descubra el truco y se sienta feliz como un niño. No se trata, por lo tanto, de engañar a la boca, el sabor siempre va a ser el que rompa el hechizo visual y provoque la contradicción entre lo que ves y su sabor. Por eso un trampantojo gastronómico es tan agradable de disfrutar.

En Xaudable, hacemos trampantojos porque se han desvelado como una forma práctica, saludable y barata de comer sin tener que parar de trabajar. Aunque tengan la forma de churro, no son un churro. Hemos logrado que sean sin gluten, sin lactosa, sin huevo, sin frituras, sin manchas, con masa vegana y muy bajos en sal, para no bloquear tu saciedad, porque no queremos engañar a tu estómago. Para nosotros, tu salud es lo primero. 

Podemos jugar con la forma, pero no con el sabor ni con sus nutrientes, ahí no hay engaño posible: todos los ingredientes son verdaderos y te darás cuenta en cuanto los muerdas. Te encontrarás trozos de dátiles, pimientos, lentejas, cecina, algas… nada de sucedáneos o saborizantes. 

A su vez, trampantojeamos la forma de comer para potenciar el crujiente de nuestros churros, tan solo necesitas una tostadora para recuperar su crujiente. También sorprenden en una freidora de aire y a la plancha. Eso sí, evita usar el microondas.

Cata y disfruta. 

¡Pruébalo ya!